Bienvenidos! A la mejor página de biología, con explicaciones fáciles, detalladas, escritas, visuales y audiovisuales, además de resolver todas las dudas que se te presenten, pregúntanos, te ayudaremos en lo que necesitas!
Atte.- Creadoras

viernes, 1 de julio de 2011

29.- Estructura y crecimiento de las plantas

El reino vegetal lo forma una gran diversidad de especies, encontrando desde la más simple, formada por una sola célula, hasta las más complejas que son las plantas con flores. Suministran   oxígeno, consumen anhídrido carbónico, y constituyen la base de la alimentación de todos los demás seres vivos, incluyendo al hombre, por ello su importancia en nuestro planeta es vital.

La botánica es   la  ciencia   que   estudia  el  mundo vegetal,   y   se   ocupa   entre  otros aspectos de la:

  • Morfología (estudio de la forma)
  • Fisiología (estudio del funcionamiento)
  • Ecología (estudio de las relaciones entre ellas y el medio)
  • Fitogeografía (estudio de la distribución en el medio).       
Podemos hablar de anatomía solo para aquellas plantas de organización superior. Presentan diversos órganos externos que se identifican con gran facilidad: la raíz, el tallo, las hojas, las flores y los frutos.         


Crecimiento de las plantas
Las plantas, como todo ser vivo nacen, crecen, se reproducen, y mueren.
Las partes u órganos de los que se compone una planta son:


Primero absorbe el agua del suelo y se hincha. Luego se abre y sale una pequeña raíz.
Por último, aparece el tallo, que lleva las primeras hojas de la nueva planta.
Al final de todo este proceso, la planta crece toda su vida.

Los procesos fisiológicos mas importantes que afectan al crecimiento son:

LA TRANSPIRACIÓN:
Es el proceso mediante el cual las plantas expulsan agua en forma de vapor a la atmósfera.
Tiene lugar a través de unas aberturas microscópicas que hay en las hojas, llamadas estomas.
Aunque para ello, primeramente las plantas absorben el agua que se encuentra en el suelo, a través de los pelos absorbentes de las raíces y las conducen a través del xilema, que es un conjunto de conductos de ida hasta las hojas.
Este proceso tiene dos funciones primordiales:
  • Nutrir a la planta: En el agua del suelo están disueltas las sales minerales que sirven para alimentar y “fabricar” los tejidos y órganos de las plantas.
  • Regular la temperatura interna de la planta: Para que la planta realice sus funciones adecuadamente necesita mantener una temperatura interna adecuada. El agua que se encuentra en el suelo esta fría, y conforme va ascendiendo se va calentando, quitándole el exceso de calor a los tejidos de la planta (los cuales se enfrían), hasta que pasa a estado gaseoso (vapor de agua).

LA FOTOSÍNTESIS.
Las plantas son seres vivos llamados autótrofos, lo que significa que son capaces de obtener su propio alimento, a diferencia, por ejemplo de los animales, que necesitan alimentarse de las plantas u otros animales, y es por ello por lo que reciben el nombre de heterótrofos. Entonces, gracias a las plantas podemos subsistir los animales. Si estas no existiesen no tendríamos de que alimentarnos.
Para ello, las plantas aprovechan la energía del sol mediante un proceso denominado fotosíntesis, a partir del cual obtienen hidratos de carbono que son la base energética de su alimentación.
Pero en el proceso de la fotosíntesis intervienen más elementos, tal y como se muestra en la siguiente imagen:


Como puedes comprobar, en el proceso de la fotosíntesis es una reacción bioquímica muy compleja, pero que se puede resumir en:


  • Las hojas, a través de la clorofila (que es una sustancia de color verde) es capaz de absorber la radiación solar y convertir y aprovechar la energía que tiene.
  • También es necesario el dióxido de carbono (CO2) que hay en el aire. Las plantas lo toman también a través de los estomas de las hojas.
  • Un producto resultante de la fotosíntesis es el oxígeno (O2). Otra vez gracias a las plantas, la vida de los animales en el planeta es posible, porque regeneran el aire de la atmósfera, eliminando parte del CO2, y generando O2, fundamental para la respiración de los animales, aunque también de las plantas.
  • Pero para la planta el resultado más importante de la fotosíntesis es la obtención de hidratos de carbono (CH2O), que la planta va a utilizar como fuente energética en otros procesos posteriores (en la respiración), permitiéndole crecer. Una vez obtenidos en las hojas, los hidratos de carbono se reparten a todas las partes de la planta a través del floema, que es un conjunto de tuberías de vuelta distintas del xilema, y que también son conocidos como vasos liberianos.

Para finalizar, decir que el proceso de la fotosíntesis, como es lógico, solamente tiene lugar durante el día, ya que es necesaria la luz del sol.


 LA RESPIRACIÓN
Es un proceso bioquímico mediante el cual, las plantas “queman” los hidratos de carbono obtenidos en la fotosíntesis, obteniendo la energía necesaria para construir sus propios tejidos y órganos, creciendo y desarrollándose.
El resultado final es un intercambio de gases:


Tiene lugar en todos los órganos de las plantas, aunque fundamentalmente se produce en las hojas y en los tallos verdes.


La respiración es un proceso que se produce tanto por el día como por la noche, ya que no es necesaria la presencia de la luz.
Después de analizar estos procesos fisiológicos, y comparando la fotosíntesis y la respiración, podemos concluir que:

· En la fotosíntesis se consume CO2, y se genera O2.
· En la respiración se consume O2, y se genera CO2.
Por lo tanto, siempre que las condiciones de iluminación sean buenas, la cantidad de O2 producida en la fotosíntesis (y aunque solo tenga lugar durante el día) superará a la gastada durante la respiración (que se da durante el día y la noche). Por supuesto esto no sería así si la iluminación no es la adecuada.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada